10 Platos típicos de Egipto que tienes que probar

Por Fede

La cocina egipcia es casi tan especial como su cultura. Se trata de una mezcla entre la tradición árabe, mediterránea y africana, por lo que la variedad es uno de los factores más destacados y atractivos para los paladares de los turistas.

Los ingredientes principales de los platos egipcios son el pescado, cordero, legumbres, especias y panes que muchas veces se preparan de manera artesanal y siguiendo la tradición de siglos atrás, casi todo lo que se utiliza es fresco.

La comida árabe es muy distinta a la comida en Europa y América, por lo que vale la pena investigar un poco antes de tu viaje para tener una idea de que vas a comer.

En lo personal, disfruté mucho de la mayoría de platos, sin embargo, alguien con menos gusto por los vegetales puede tener una experiencia contraria a la mía.

1.- Kushari, un plato nacional muy común en la mesa

El kushari se considera un plato nacional en Egipto, por lo que es bastante común en los restaurantes de todo el país y en los establecimientos que se dedican a servir comida del medio oriente.

Básicamente, el kushari está formado de arroz, garbanzos, lentejas y macarrones pequeños, que se cubren de ajo triturado y vinagre. Una vez en la mesa se acompaña de salsa de tomate cargada de especias.

Por lo general este platillo es vegetariano y se prepara tal cual cómo lo ve descrito, pero también existen versiones dónde se incluyen pedazos de carne del tamaño de un bocado.

2.- Baba Ganoush, crema de berenjena

Aunque la mayoría de personas considera que el baba ganoush proviene de la comida libanesa, aunque según los egipcios ellos son los autores de la receta.

En cualquier caso, esta crema de berenjena es bastante popular en los restaurantes egipcios y es tan sencilla que Incluso se puede preparar en casa.

El baba ganoush es una crema hecha a partir de berenjena asada, que se mezcla con aceite de oliva, ajo triturado, tahina y zumo de limón.

¿Con qué se acompaña? Los egipcios suelen comerlo con pan pita, aunque te gustará tanto que querrás comerlo con galletas, pan integral, pasta y cualquier cosa que se te ocurra.

3.- Ful medammes, una roca al estómago, según los egipcios

El ful medammes si se considera un platillo totalmente autóctono de Egipto, pero es bastante popular en Turquía, donde se prepara a partir de habas.

Según las tradiciones egipcias, el ful medammes debe cocinarse en el recipiente de cobre, puede este el metal es el encargado de otorgar el sabor particular a las legumbres, si se cocina con otro tipo de instrumento el resultado será distinto.

Las habas o la legumbre utilizada se sirve con una cantidad generosa de aceite de oliva y ajo triturado, también se acompaña con perejil finamente picado, cebollas y zumo de limón.

Para acompañar la receta se utiliza en rodajas de huevo cocido o un pan tradicional denominado shami.

El Ful medammes es un plato bastante común en la vida cotidiana de los egipcios debido a que aplaca el hambre, para ellos se trata de “una piedra en el estómago”.

4.- Fatteh, un plato para carnívoros

Si pensabas que los egipcios vivían a partir de verduras y legumbres, te has equivocado, si tienen platos que involucran carne y por lo general es de ternera o pollo.

El fatteh es una mezcla de arroz, pan seco mojado en caldo y carne de preferencia, que se cocina al horno y se sirve con yogurt y algunos frutos secos.

Hay muchas formas de hacer el fatteh, de hecho, cada región tiene su forma de prepararlo, esto resulta fascinante, porque dependiendo de la región a la que vayas, probarás una versión distinta.

5.- Mulukhiyah o Mulujíe, una sopa de hojas

Esta sopa de apariencia verdosa se prepara a partir de hojas de yute, que crecen de forma silvestre en todo el país y se cultiva menor escala en los patios y jardines.

El sabor de las hojas de yute es bastante amargo, aunque se suaviza un poco en la cocción, aun así es un sabor fuerte al paladar por lo que se acompaña con arroz, estofado, guisos, ajo y cilantro.

Podríamos llegar a pensar que es una planta aromática, similar al romero y la menta que tenemos en la ventana de la cocina, sin embargo, las hojas de la mulujía es más grande y ameritan menos cuidado.

6.- Falafel y Shawarma, populares en todo el mundo

El falafel y el shawarma son platos del medio oriente que se ha tendido hacia todo el mundo y hoy en día existen restaurantes especializados en cualquier país.

El falafel egipcio son las croquetas de garbanzos y hierbas aromáticas que todos hemos probado, pero aquí se sigue la receta tradicional que involucra 7 especias distintas.

Por su parte, el shawarma aquí se denomina kebab y se rellenan con trozos de carne, ensaladas y salsas muy espesas.

7.- Kofta, albóndigas de carne para toda ocasión

Los accidentales estamos acostumbrados a las albóndigas perfectamente redondas que se sirven Con salsa napolitana y pasta, pero en Egipto este concepto cambia por completo.

Las koftas son las albóndigas tradicionales del medio oriente y el sur de Asia, y no son esferas perfectas sino más bien cilindros que se ensartan en una brocheta o se sirven completos en el plato.

En algunas partes se hacen de carne de ternera y en otras con carne de ternera y cordero, ambas opciones son muy deliciosas y se encuentran en casi cualquier rincón de Egipto.

Las koftas tienen otros nombres por ejemplo, kufta, kofteh, kafta y también se utilizan distintos ingredientes, tales como especias y verduras.

8.- Mansaf, un almuerzo tradicional egipcio

El mansaf es el almuerzo tradicional en Egipto que se prepara a partir de arroz y cordero cocido en yogur seco, en lugar de caldo o agua.

Este plato no es solo Popular en Egipto, de hecho, también es bastante común en Turquía y Jordania.

Según aprendí, la carne del cordero se cocina en yogurt natural y el arroz se prepara por separado, pero se le agrega una cantidad generosa de cúrcuma que le otorga ese color típico amarillo.

Para servirlo en un plato se coloca primero un pan casero llamado «markook», luego se cubre con arroz y por último la carne bañada en salsa de jameed.

9.- Mahshi, plato vegetariano pero enérgico

El Mahshi es otro plato predilecto para los turistas vegetarianos porque consiste en pimientos, calabacines a berenjena rellenos de arroz hierbas aromáticas.

Para acompañar cada vegetal se utiliza una salsa de tomate espesa, a la que es también se le ponen especias para resaltar el sabor.

Es un plato muy popular en la mayoría de los países árabes, es económico y fácil de hacer, pero esto desprestigia su sabor, de hecho, es uno de los platos que más agradecerás los días calurosos.

10.- Lokma, “bocado” o “pedazo” dulce

El lokma son pequeñas bolas de masa fermentada que se fríen altas temperaturas y luego se bañan con almíbar o miel.

Se trata de un platillo dulce, que normalmente se sirve como un postre en Egipto, Líbano Siria y Jordania, aunque en cada una de estas regiones existen ligeras diferencias.

Es un postre agradable, no muy pesado y un poco adictivo, a pesar de ser bastante sencillo su sabor te hace querer más.

Si llegas a Egipto dispuesto a probar la comida tradicional seguramente te sorprenda descubrir que las verduras y la carne de cordero, poco frecuente en nuestra mesa, puede tener un sabor tan delicioso.

En mi experiencia, la comida egipcia cumplió las expectativas de mi paladar, tanto que ahora deseo que los restaurantes de comida oriental puedan igualar el sabor original.

 

Los que buscaron esto también leyeron...

Dejar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros durante la navegación por el sitio web, con la finalidad de permitir el acceso a las funcionalidades de la página web, extraer estadísticas de tráfico y mejorar la experiencia del usuario. Para más información, puede consultar nuestra Política de cookies Aceptar Leer más