¿Qué ver en Luxor? 12 imprescidibles de la antigua Tebas

Por Andrés

Situada en el sur de Egipto, Luxor es una ciudad que ha sido considerada una mejores cosas que ver en Egipto, una antigüedad conservada durante siglos.

Con una historia rica y una cultura vibrante, Luxor es un destino turístico popular para aquellos que buscan sumergirse en la historia de este emblemático país y descubrir los secretos de una civilización antigua y fascinante, muy recomendable verlo con el mejor viaje organizado a Egipto.

Ubicada en la ribera del río Nilo, Luxor cuenta con una gran cantidad de atractivos naturales, incluyendo su espectacular paisaje desértico y las aguas tranquilas y cristalinas del río. Además, la ciudad también es un destino gastronómico excepcional, con una gran variedad de platos tradicionales y locales que deleitan el paladar.

La ciudad es un centro cultural y artístico vibrante, con una escena de arte y música en constante evolución. También es hogar de una población acogedora y hospitalaria, lo que hace que la ciudad sea un lugar encantador para visitar y conocer la vida cotidiana egipcia.

El templo de Luxor

luxor

El Templo de Luxor es uno de los monumentos más impresionantes de Egipto y el lugar más visitado de la ciudad. Se encuentra en pleno centro y es uno de los recintos más grandes y antiguos del país.

Su construcción comenzó en el siglo XIV a.C. durante el reinado del faraón Amenhotep III, aunque fue completado más tarde por otros faraones, incluyendo al icónico Ramsés II. El templo se creó como un lugar de culto y adoración a la diosa del sol, Amón-Ra, así como para celebrar la coronación de los faraones.

La impactante entrada al templo es a través de una gran avenida de esfinges que tienen cuerpo de león y cabeza humana y representan a la diosa Sekhmet, protectora del faraón y la realeza.

Una vez dentro del templo, los visitantes pueden explorar una serie de impresionantes salas y patios, cada uno con su propio propósito y significado. La gran sala hipóstila es uno de los lugares más impresionantes, con sus enormes columnas de piedra talladas y decoradas con esculturas y relieves.

Esta sala, compuesta por 134 columnas, es considerada como una de las maravillas arquitectónicas del mundo antiguo y es un importante atractivo turístico en la actualidad.

Otro lugar destacado del templo es el Patio de Ramsés II, que cuenta con dos enormes estatuas del faraón, cada una de 25 metros de altura y talladas en una sola pieza de piedra. También se pueden encontrar capillas y santuarios en todo el templo, cada una dedicada a diferentes dioses y diosas, como la diosa del amor y la fertilidad, Hathor.

Además de su impresionante arquitectura y su rica historia, el Templo de Luxor también es conocido por sus espectáculos nocturnos, que utilizan la tecnología moderna para iluminar el templo y crear un ambiente mágico y único.

El costo de la entrada al templo de Luxor varía dependiendo de la nacionalidad del visitante y de la temporada del año. En la actualidad, el precio de la entrada para los visitantes extranjeros es de 200 libras egipcias (alrededor de 11 dólares estadounidenses) durante la temporada baja y de 300 libras egipcias (alrededor de 17 dólares estadounidenses) durante la temporada alta.

Templo de Karnak

Este impresionante templo está ubicado en la orilla este del río Nilo, en el centro de la ciudad y es uno de los templos más grandes y antiguos de Egipto. Fue construido durante un período de más de 2.000 años, comenzando en el siglo XVI a.C. y finalizando en el siglo IV d.C.

El Templo de Karnak fue construido en honor al dios Amón-Ra, el rey de los dioses egipcios. A lo largo de los años, diferentes faraones agregaron sus propias construcciones y adiciones al templo, lo que resultó en una mezcla única de estilos arquitectónicos.

Uno de los lugares más impresionantes del Templo es el lago sagrado, que se dice que representa el lago original donde se cree que nació el Dios sol. Los visitantes también pueden explorar la Sala de las Fiestas, que cuenta con una serie de relieves que representan festivales y ceremonias.

En el Templo de Karnak también se pueden encontrar varios obeliscos gigantes, incluido el Obelisco de Hatshepsut, que mide más de 30 metros de altura y está tallado en una sola pieza de piedra. También se pueden encontrar varias estatuas colosales de faraones, dioses y diosas, cada una con su propia historia y significado.

Valle de los Reyes

Este sitio arqueológico ubicado en la orilla oeste del río Nilo, fue el lugar donde los faraones del Nuevo Imperio eran enterrados en tumbas excavadas en la roca durante casi 500 años. Entre las más famosas se encuentran las de Tutankamón, el rey más conocido de la región, Ramsés II y Amenhotep III.

El valle se encuentra unos 25 kilómetros al oeste de la ciudad de Luxor y es conocido por sus impresionantes tumbas decoradas con magníficas pinturas murales y relieves que representan el recorrido del faraón y su viaje hacia la vida después de la muerte. Actualmente, algunos de los accesos a las tumbas están cerrados al público para preservar las obras de arte, pero la mayoría de ellas pueden ser visitadas por una tarifa adicional al costo de la entrada al valle.

El precio de la entrada para los visitantes extranjeros es de 240 libras egipcias (alrededor de 13 dólares estadounidenses) para acceder a tres tumbas, mientras que la entrada para visitar la tumba del famoso faraón Tutankamón tiene un costo adicional de 240 libras egipcias.

El Valle de las Reinas

El Valle de las Reinas es otro gran lugar para visitar, ubicado en la orilla oeste del río Nilo. Este valle es un sitio arqueológico donde se encuentran las tumbas de varias reinas y princesas del Antiguo Egipto.

Al igual que el Valle de Reyes es conocido por sus hermosas tumbas decoradas con coloridos frescos que representan escenas de la vida de los antiguos egipcios, así como las historias y creencias mitológicas de su pueblo. Las tumbas también contienen una variedad de objetos funerarios, como joyas, estatuas y sarcófagos, que se utilizaron para acompañar a los muertos en su viaje al más allá.

Entre las tumbas más famosas del Valle de las Reinas se encuentra la Tumba de Nefertari, considerada una de las más bellas y mejor conservadas del Antiguo Egipto. Esta tumba cuenta con una gran cantidad de frescos que representan a Nefertari en diferentes situaciones de la vida y en su viaje hacia el más allá.

Otra tumba impresionante es la Tumba de Titi, que cuenta con una gran cantidad de relieves y frescos que representan la vida cotidiana de los antiguos egipcios. También se puede visitar la Tumba de Amónherjepeshef, que cuenta con una gran cantidad de pinturas y relieves que representan las ceremonias y festividades religiosas de esta fantástica comunidad.

Los Colosos de Memnón

Los Colosos de Memnón son uno de los lugares más populares que ver en Luxor. Estas dos estatuas gigantes de piedra representan al faraón Amenhotep III y son los únicos restos de su templo funerario que aún se conservan. Los Colosos de Memnón se encuentran en la orilla oeste del Nilo y son impresionantes en su tamaño y detalle.

Durante mucho tiempo se pensó que las estatuas cantaban al amanecer debido a que producían un sonido vibrante y musical, pero en realidad este fenómeno se debe a la acción de la luz del sol sobre la piedra y a los cambios de temperatura.

Templo de Hatshepsut

Es un templo funerario situado en la orilla oeste del Nilo. Fue construido para la reina Hatshepsut, una de las pocas mujeres que gobernó el antiguo Egipto. El templo tiene tres niveles y está tallado en la roca, lo que le da un aspecto impresionante. Cuenta con terrazas y jardines y es considerado uno de los edificios más notables de la zona.

Una curiosidad interesante sobre el Templo de Hatshepsut es que su construcción fue en realidad una obra faraónica en curso que comenzó con el faraón Mentuhotep II en el siglo XI a.C. Años después, la reina Hatshepsut decidió continuar y expandir la construcción del templo en honor a su padre, el faraón Thutmose I.

El resultado fue una impresionante estructura de tres niveles, construida en medio de las montañas rocosas de Deir el-Bahari. Además, el templo es conocido por sus impresionantes relieves y estatuas.

No te pierdas subir al tercer nivel del templo para obtener una vista espectacular del valle circundante y del Nilo.

Ramesseum

Es un templo funerario dedicado al faraón Ramsés II, también ubicado en la orilla oeste del Nilo, cerca de Luxor. Fue construido en el siglo XIII a.C. y cuenta con un gran patio rodeado de columnas, una sala, estatuas y relieves que representan escenas de la vida de Ramsés II. El templo fue saqueado y destruido en la antigüedad, pero aún se pueden apreciar algunos de sus restos.

El Museo de Luxor

Este es un lugar imperdible para los amantes de la historia y la arqueología. Fue inaugurado en 1975 y cuenta con una impresionante colección de objetos de la era faraónica. Aquí podrás ver momias de faraones, sarcófagos, joyas, herramientas y muchos otros objetos de la vida cotidiana del antiguo Egipto.

La colección del Museo de Luxor es amplia, pero una de las piezas más destacadas es la estatua de Amenhotep III, uno de los faraones más importantes de la historia egipcia. Es una de las más grandes que podrás ver y está íntegramente realizada con cuarcita rosa, una roca metamórfica compuesta principalmente de cuarzo.

También es muy impresionante la sección dedicada a la dinastía XVIII, donde se pueden ver momias y sarcófagos de algunos de los faraones más famosos, como Tutankamón, Hatshepsut y Ramsés II.

Una de las cosas más interesantes de este museo es que no sólo es una exposición de objetos, sino que también ofrece información sobre la vida y la cultura de los egipcios antiguos. Por ejemplo, hay una sección dedicada a la medicina, donde los visitantes pueden ver instrumentos médicos antiguos y aprender sobre las enfermedades y las formas de tratamiento.

Después de visitar el Museo de Luxor, los turistas pueden caminar por la Avenida de las Esfinges, una calle con una longitud de 2,7 kilómetros y que se extiende desde el Templo de Luxor hasta el Templo de Karnak.

La Avenida de las Esfinges

La Avenida de las Esfinges es un verdadero emblema de la grandeza y la majestuosidad de la antigua civilización egipcia. A lo largo de la calle, se pueden admirar una serie de esfinges, estatuas de leones con cabeza humana, que rodean el camino en ambos lados.

Estas esfinges, construidas hace más de 3.000 años, tienen cuerpos de leones, una cabeza humana con un tocado de faraón y miden más de dos metros de altura.

El recorrido por la Avenida de las Esfinges es una experiencia única e impresionante. La calle está rodeada de palmeras y antiguos templos, lo que crea una atmósfera mística y fascinante. Durante el día, la calle está llena de turistas que toman fotografías y admiran la belleza de las esfinges, mientras que por la noche se ilumina con luces tenues que crean un ambiente romántico y relajante.

Después de un recorrido por la Avenida de las Esfinges, puedes visitar el Bazar de Old Souk, uno de los mercados más antiguos y populares de Luxor.

Zoco de Luxor

A lo largo de la Avenida de las Esfinges, hay muchos restaurantes y tiendas, incluyendo el famoso Zoco de Luxor. El zoco (nombre que se le da en castellano a los mercaditos árabes) es un mercado vibrante y lleno de vida, donde los visitantes pueden encontrar una gran variedad de productos, como especias, perfumes, joyas, ropas y recuerdos.

Este es un lugar perfecto para practicar tus habilidades de negociación, ya que los vendedores a menudo ofrecen precios altos y esperan que los compradores negocien un precio más justo. Además, los turistas pueden disfrutar de la comida callejera egipcia en los puestos de comida que se encuentran en el mercado.

Además de los productos tradicionales, los turistas también pueden encontrar productos modernos, como teléfonos móviles y electrónica, aunque estos artículos suelen ser más caros que en las tiendas regulares.

Al Sahaby Lane

Después de un día lleno de exploración llega la noche y la gastronomía egipcia tiene mucho para ofrecer. El restaurante Al Sahaby Lane es una excelente opción para cenar y degustar los platos más típicos de la cocina egipcia.

Su enorme popularidad está impulsada por su privilegiada ubicación en la ribera este del río Nilo y por ofrecer una experiencia culinaria única, con una amplia variedad de platos locales e internacionales.

El ambiente del restaurante es encantador, con una decoración elegante y acogedora. Los comensales pueden optar por cenar en una amplia terraza con vistas al río Nilo y al Templo de Luxor iluminado, o dentro del restaurante con aire acondicionado para una experiencia más tranquila y cómoda.

El menú del restaurante ofrece una amplia variedad de platos, desde especialidades egipcias como el koshari, o el plato de arroz, lentejas y fideos, hasta opciones internacionales como la pasta, pizza y ensaladas. También hay una buena selección de pescados y mariscos frescos.

Además de la excelente comida, el servicio en el restaurante es conocido por ser excepcional, con camareros amables y atentos que están dispuestos a ayudar y brindar recomendaciones a los clientes.

El restaurante también es conocido por su entretenimiento en vivo, con músicos locales que tocan instrumentos tradicionales como el oud y el derbake. Esto añade un toque extra de autenticidad y ambiente al lugar, lo que lo convierte en una experiencia inolvidable para los visitantes.

Paseo en globo sobre Luxor al amanecer

Un paseo en globo sobre Luxor al amanecer es una experiencia única y emocionante que no te puedes perder si visitas Egipto. Desde la cima del globo, podrás contemplar la majestuosidad del río Nilo, la ciudad de Luxor y sus monumentos.

El vuelo en globo sobre Luxor suele comenzar temprano en la mañana, antes de la salida del sol. Es importante que llegues a tiempo para prepararte y recibir las instrucciones de los pilotos. Una vez en el aire, la sensación de libertad y la vista panorámica son inigualables. Podrás ver el río Nilo serpentear por el valle, la ciudad de Luxor despertar y los templos iluminados por la luz del amanecer.

Durante el vuelo en globo, los pilotos suelen detenerse en algunos puntos estratégicos para que puedas tomar fotografías y disfrutar de la vista. El silencio y la tranquilidad que se experimentan en el aire son impresionantes y te permiten conectarte con la naturaleza y la historia de Egipto de una forma única.

La duración del paseo puede rondar las tres horas y el costo del viaje más económico comienza en 100 dólares. Sin dudas, es una experiencia que vale mucho la pena.

Por si necesitas más

Los que buscaron esto también leyeron...

Dejar un comentario