Inicio EspanaAndalucía Que ver y hacer en Córdoba en dos días: Mucho más que una mezquita.

Que ver y hacer en Córdoba en dos días: Mucho más que una mezquita.

Por Andrés

Córdoba, la capital de la provincia bética del Imperio Romano forma junto a Granada y Sevilla un auténtico triángulo de oro de ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Olvidada del turismo masivo hasta hace un par de décadas, la ciudad ha resurgido como un auténtica atracción en la que parar (y pararse) a maravillarse con todo lo que tiene que ofrecernos.

En AnsiaViajera, os mostramos lo que a nuestro modo de vista es imprescindible ver en Córdoba, uno de nuestros destinos de fin de semana favoritos 

vista de una calle con macetas en Cordoba

Más allá de la maravillosa Mezquita, barrios como La Judería y sus famosos patios nos darán la oportunidad de disfrutar de una ciudad abierta (y más barata que la cercana Sevilla) y agradable para hacer turismo.

patio casa juderia en cordoba

¿Qué ver en 2 días en Córdoba?: Cuatros lugares Patrimonio de la Humanidad

Cuenta con cuatro 4 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, más que Roma y París por ejemplo.

  • La Mezquita-Catedral de Córdoba (1984)
  • El centro histórico que la rodea (1994)
  • La Fiesta de Los Patios (2012)
  • El palacio de Medina Azahara (2018)

Un free tour obligatorio en Córdoba: la Mezquita

La Mezquita-Catedral es uno de los lugares más conocidos, no sólo de Córdoba, sino de toda España.

Después de cientos de años como capital árabe, los cristianos tomaron el control de Córdoba y llevaron el cristianismo a la región. Como resultado, la mezquita se cristianizó en la Edad Media y, finalmente, se convirtió en una catedral. 

No te pierdas: Curiosidades de la Mezquita de Córdoba.

La arquitectura morisca es evidente desde los primeros atisbos del exterior del edificio. Al entrar al patio y finalmente al interior, la mezcla de arquitectura de esta combinación de culturas se revela desde los arcos moriscos de rayas rojas y crema hasta las influencias góticas y renacentistas predominantes en los altares y capillas laterales.

que ver en cordoba mezquita

Un sinfín de columnas y arcos en los que perderse y maravillarse.

Si solo dispone de un día en Córdoba, recomendamos realizar un recorrido por la Mezquita con un guía experto que nos ayude a comprender la historia de este increíble monumento para aprovechar al máximo tu visita.

Con estos tours además te ahorras el tiempo de hacer cola para entrar. Hay multitud de ellos y son muy fáciles de contratar por internet o sino directamente en las inmediaciones de la misma.

Dibujo del Siglo XIX del interior de la Mezquita-Catedral.

En la nuestra, nuestro guía José estuvo más de una hora explicándonos curiosidades tanto arquitectónicas como históricas de forma muy divertida y amena.

Es cierto que podríamos haberlo hecho por nuestra cuenta pero estoy seguro de que no nos habríamos enterado de la mitad. (Como en todas las ciudades, son fáciles de distinguir ya que suelen ir con paraguas de colores llamativos)

Si por el contrario, prefieres hacerlo individualmente, la entrada general cuesta 11€ y te permite pasear libremente por la mezquita, eso sí si queremos subir a la torre del campanario tenemos que pagar 2€ adicionales.

Merece la pena también el perderse por las callecitas del barrio que la rodean. Lugares como la famosa Calleja de las Flores (bocacalle de la calle de Velázquez Bosco que sale desde la propia mezquita) se han convertido en una atracción turística más.

Otras cosas interesantes que hacer en Córdoba

  • Puente Romano

el puente y la mezquita de fondoEl puente y la mezquita de fondo

El lugar perfecto para sacar fotos de postal. Con el río Guadalquivir y la mezquita de fondo, mires donde mires desde este majestuoso puente construido en el siglo I d.C. por los romanos para unir ambas partes de la ciudad, las vistas son espectaculares. 

En un extremo la torre de la Calahorra y en el otro la imponente mezquita-catedral de Córdoba, es un lugar por el que pasar en diferentes horas del día para disfrutar de una luz especial.

  • Plaza de la Corredera

El centro neurálgico del tapeo y el ocio en el centro de la ciudad. Se trata de una plaza bastante grande en la que la ciudad se une para almorzar o tomar unas copas. En nuestro caso de turistas, un lugar ideal donde hacer parada para descansar y coger fuerzas.

El estilo castellano de la plaza (puede recordar a otras «plazas mayores» como la de Salamanca o Madrid) puede chocar un poco al principio pero a nosotros estos contrastes en las ciudades nos encantan. Nos hablan de la multicultularidad de la ciudad y su gran historia. Un lugar ideal donde degustar algunas de las principales especialidades culinarias de la zona: los jugosos flamenquitos o las berenjenas fritas (exquisitas con miel). 

plaza de la corredera en cordobaLa plaza está plagada (quizás demasiadas) de mesas de pequeños bares.

  • El Alcázar de los Reyes.

A pocos metros de la Mezquita, se encuentra el Alcázar de los Reyes Católicos (otro lugar Patrimonio de la Humanidad), un palacio construido en el 1300 d.C. como fortaleza y que posteriormente fue utilizado como residencia por la reina Isabel y el rey Fernando cuando se propusieron derrotar a los últimos estados moriscos que quedaban en el sur de España. 

jardines del alacazar de cordobaUna maravilla de jardines

Es otro lugar imprescindible que visitar en Córdoba.

Dentro del castillo sólo queda su estructura. Sin embargo, han aprovechado para montar una exposición de espectaculares frescos romanos del siglo IV que es muy recomendable.

Al principio puede chocar ver frescos romanos dentro de un palacio árabe pero la mezcla es interesante y algunos de los mosaicos son maravillosos (se descubrieron en la década de 1950 y formaron parte del Circo Romano de la ciudad).

Se sube a una pequeña torre desde la que se puede tener una vista panorámica de Córdoba y de los jardines, muy recomendable. 

mosaico en el interior alcazar cordoba

Después de explorar el interior es el momento de explorar los jardines, perderse en ellos y hacerse muchas fotos. Unen flores con árboles frutales como los característicos naranjos (ojo! no caigáis en la tentación de arrancar una naranja ya que no son comestibles).

fuente del jardin del alcazar cordoba

El apacible paisaje crece junto a fuentes rectangulares de poca profundidad. Asomándonos entre los arbustos y a lo largo de los senderos del jardín, llama la atención las solemnes estatuas de antiguos monarcas en pleno jardín.

– Barrio de La Judería.

La Judería es el antiguo barrio judío de Córdoba. Alberga algunos de los lugares más históricos que ver en Córdoba y alberga la Sinagoga de Córdoba, la única de toda Andalucía. 

detalle de la juderia cordoba

En esta parte de Córdoba, las calles son estrechas y los edificios encalados. Este color blanco de los edificios contrasta con las coloridas y floridas macetas colgantes. El barrio está muy (demasiado en nuestra opinión) turistificado.

Las calles están llenas de tiendas: algunas turísticas puras y duras y otras que venden cuero y mosaicos auténticos mientras que los restaurantes con patios de mosaicos y flores te atraen con olores de romero, azafrán, verduras frescas, carnes y pescado.

La mezquita-catedral es omnipresente. Imagen National Geographic

Es recomendable dar un paseo ya que se encuentra también muy cerca de la mezquita y es ideal para recorrerlo a media tarde y pararse en uno de los múltiples cafés con jardín a tomar un refresco.

  • Puerta de Almodóvar.

A la ciudad se puede entrar por diversas puertas, pero tenemos que asegurarnos que al menos una vez atravesamos esta puerta que forma parte del recinto amurallado.

También denominada popularmente como «la puerta de los patios«, es la puerta árabe de la ciudad mejor conservada y que conduce directamente a La Judería.

la puerta de almodovar en cordoba

– Medina Azahara.

Ubicada a ocho kilómetros al oeste de Córdoba, Medina Azahara es el monumento reciente en ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Esta ciudad del Califato fue construida por Abd-ar-Rahman III para mostrar el poder y la fuerza de su reino. Durante este tiempo, Córdoba fue la capital musulmana de Europa.

En coche tardas apenas 20 minutos en llegar al recinto desde el centro de la ciudad. Allí encuentras un parking donde obligatoriamente hay que aparcar. Desde allí salen autobuses que suben al palacio que se encuentra en la loma de una colina.

El acceso es sencillo y apto ara cualquier persona.

Eso sí, no hay apenas árboles y en los días de verano puede llegar a ser duro, por lo que os recomendamos ir bien preparados con agua y protección contra el sol.

salon rico medina azahara

Esta ciudad del Califato fue saqueada después de sólo 70 años cuando estalló una Guerra Civil. El sitio fue redescubierto en el siglo XX y, como resultado, solo se ha excavado mínimamente.

Pero por ahora ya es bastante impresionante, merece al 100% dedicar una mañana/tarde a su visita.

Breve historia de la ciudad

Córdoba ha tenido varias vidas: puesto de avanzada romana en Hispania, capital árabe durante 5 siglos y ciudad cristiana finalmente tras ser conquistada en el siglo XIII. Como en sus homólogas en toda la península y especialmente en Andalucía, la mezcla de estas culturas y religiones se revela a cada paso que damos en la arquitectura y las obras de arte. 

Fuente de disputas entre Julio César y Pompeyo, vio nacer a personajes muy importantes para la historia, como el filósofo Séneca y el poeta Lucano. Tras el desmoronamiento del Imperio Romano, los visigodos que la regentaron fueron aplastados fácilmente por los musulmanes en 711, dando lugar a su máximo esplendor ya que fue proclamada capital del califato. 

Se mantuvo de esta forma, con sus subidas y bajadas (ya se sabe…los reinos de taifas es lo que tienen) hasta 1236 en que Fernando III El Santo la conquista para ponerla bajo dominio cristiano hasta el día de hoy.

La rendición musulmana ante Fernando III

Con sólo dar un paseo por su centro, nos damos cuenta de esta característica: la mezcla de culturas es patente en todo momento desde que ves la ciudad amurallada, lugares donde se junta la población como la Plaza de la Corredera, el Puente Romano o, por supuesto, su preciada Mezquita

Los que buscaron esto también leyeron...

Dejar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros durante la navegación por el sitio web, con la finalidad de permitir el acceso a las funcionalidades de la página web, extraer estadísticas de tráfico y mejorar la experiencia del usuario. Para más información, puede consultar nuestra Política de cookies Aceptar Leer más