Qué ver en Córdoba en 2 días, 6 planes espectaculares para alucinar

Por Andrés

Córdoba, la capital de la provincia bética del Imperio Romano forma junto a Granada y Sevilla un auténtico triángulo de oro de ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Olvidada del turismo masivo hasta hace un par de décadas, la ciudad ha resurgido como un auténtica atracción en la que parar (y pararse) a maravillarse con todo lo que tiene que ofrecernos, te recomendamos este tour de Córdoba al completo, pero también tienes este free tour.

En AnsiaViajera, os mostramos lo que a nuestro modo de vista que ver en Córdoba en dos días, uno de nuestros destinos de fin de semana favoritos 

vista de una calle con macetas en Cordoba

Más allá de la maravillosa Mezquita, barrios como La Judería y sus famosos patios nos darán la oportunidad de disfrutar de una ciudad abierta (y más barata que la cercana Sevilla) y agradable para hacer turismo.

patio casa juderia en cordoba

¿Qué ver en 2 días en Córdoba?: Cuatros lugares Patrimonio de la Humanidad

Cuenta con cuatro 4 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, más que Roma y París por ejemplo.

  • La Mezquita-Catedral de Córdoba (1984)
  • El centro histórico que la rodea (1994)
  • La Fiesta de Los Patios (2012)
  • El palacio de Medina Azahara (2018)

Una visita obligada: la Mezquita

La Mezquita-Catedral es uno de los lugares más conocidos, no sólo de Córdoba, sino de toda España.

Después de cientos de años como capital árabe, los cristianos tomaron el control de Córdoba y llevaron el cristianismo a la región. Como resultado, la mezquita se cristianizó en la Edad Media y, finalmente, se convirtió en una catedral. 

No te pierdas: Curiosidades de la Mezquita de Córdoba.

Hoy día es la famosa catedral de la Asunción de Nuestra Señora. Cabe indicar que, a finales del siglo VIII, específicamente en el año 786, comenzó su construcción como Mezquita y desde ese entonces ha sufrido diversas modificaciones. Además, para que tengas una idea de su gran importancia, se convirtió en la segunda Mezquita más grande del mundo.

Puedes sacar este tipo de entradas:

Es bueno que sepas que, con la reconquista cristiana y lo que hizo que hoy sea una Mezquita-catedral es que en el año 1238 fue convertida en catedral y en el año 1523 se le construyó su alcázar cruciforme de estilo renacentista. Por tal motivo es que se considera uno de los 12 tesoros de España.

La arquitectura morisca es evidente desde los primeros atisbos del exterior del edificio. Al entrar al patio y finalmente al interior, la mezcla de arquitectura de esta combinación de culturas se revela desde los arcos moriscos de rayas rojas y crema hasta las influencias góticas y renacentistas predominantes en los altares y capillas laterales.

que ver en cordoba mezquita

Un sinfín de columnas y arcos en los que perderse y maravillarse.

Si solo dispone de un día en Córdoba, recomendamos realizar un recorrido por la Mezquita con un guía experto que nos ayude a comprender la historia de este increíble monumento para aprovechar al máximo tu visita.

Con estos tours además te ahorras el tiempo de hacer cola para entrar. Hay multitud de ellos y son muy fáciles de contratar por internet o sino directamente en las inmediaciones de la misma.

Dibujo del Siglo XIX del interior de la Mezquita-Catedral.

En la nuestra, nuestro guía José estuvo más de una hora explicándonos curiosidades tanto arquitectónicas como históricas de forma muy divertida y amena.

Es cierto que podríamos haberlo hecho por nuestra cuenta pero estoy seguro de que no nos habríamos enterado de la mitad. (Como en todas las ciudades, son fáciles de distinguir ya que suelen ir con paraguas de colores llamativos)

Si por el contrario, prefieres hacerlo individualmente, la entrada general cuesta 11€ y te permite pasear libremente por la mezquita, eso sí si queremos subir a la torre del campanario tenemos que pagar 2€ adicionales.

¿Cuándo es gratis la Mezquita de Córdoba?

Cualquier día de la semana excepto los domingos, todo el mundo puede entrar gratis a visitar la Mezquita de Córdoba, si va de 08:30 a 09:30h y sin tener que hacer colas. De hecho, para entrar gratis debes acceder por la puerta del Perdón, es decir, donde está la torre y a esa hora.

No te pierdas: Curiosidades de la Mezquita de Córdoba.

No obstante, tienes que tener presente que a las 09:30h, es cuando sacan a todos los turistas porque empieza la misa. Así que, te aconsejamos entrar a primera hora, o sea a las 08:30h.

En realidad, es muy sencillo, entras al patio de los Naranjos y te diriges a la puerta de entrada a la Mezquita y listo, no tienes que registrarte, ni hacer ninguna cola y podrás disfrutar de ella durante una hora.

¿Cuánto vale la entrada a la Mezquita de Córdoba y cómo sacarla?

La entrada para la Mezquita de Córdoba tiene un coste diferente para todos los casos y debes tener presente que la visita es por tu cuenta, es decir sin guía.

En lo que respecta a las entradas las puedes adquirir por la taquilla o vía online, evitando así posibles colas. En lo referente a los precios son los siguientes:

  • 11€ para los visitantes de 15 a 64 años de edad.
  • Entrada módica de 9€ para mayores de 65 años, para los que poseen el Carnet Joven y para estudiantes acreditados de 15 a 26 años.
  • 6€ para los niños de 10 a 14 años, discapacitados con un 64% reconocido y para miembros de familia numerosa. Y sí en las familias numerosas hay niños de 10 a 14 años solo pagan 4€.

¿Cuál es la mejor hora para visitar la Mezquita de Córdoba?

Aunque la Mezquita de Córdoba funciona como santuario de culto católico y mientras se celebran las misas no se aceptan visitas turísticas, puedes visitarla durante todo el día. Pero, ¿Quieres saber cuál es la mejor hora para visitarla?, hay dos intermedios que resaltan y son el de la primera hora de la mañana o desde las 4 de la tarde.

Desde marzo a octubre la Mezquita abre de 10:00 a 19:00h y con entrada gratis de lunes a sábado de 08:30 a 09:30h y los domingos de 08:30 a 11:00h y de 15:00 a 19:00h.

En cambio, de noviembre a febrero son los mismos horarios, pero, con la diferencia de que cierra a las 18:00h y hay que tener presente que el último acceso es media hora antes de que cierren.

También es posible hacer una visitar nocturna y merece mucho la pena, los grupos son limitados y la única y principal pega es que no permiten hacer fotos, pero tendríamos unas imágenes así:

¿Cómo son los arcos de la Mezquita de Córdoba?

Una de las infraestructuras que más distinguen a la Mezquita de Córdoba son, sin duda alguna, sus arcos de medio punto y los de herradura, los cuales fueron implantados por el Imperio Romano en los siglos XI, XII y XIII.

Cabe señalar que, los arcos de herradura son los que están superpuestos apoyados en columnas y los ves distribuidos por todo el interior de la construcción y sobre estos se encuentra los de medio punto. Estos arcos también son reconocidos por la combinación de dos materiales presentes en sus armazón que son la piedra blanca y el ladrillo rojizo.

De hecho, desde la puerta de Las Palmas por donde se ingresa al interior del edificio se divisan los arcos de su primera edificación, la Mezquita funcional de Abderramán I en el siglo VIII. Pero, con las ampliaciones en los siglos siguientes se sumaron más arcos y columnas que terminaron por formar el famoso bosque de columnas.

Merece la pena también el perderse por las callecitas del barrio que la rodean. Lugares como la famosa Calleja de las Flores (bocacalle de la calle de Velázquez Bosco que sale desde la propia mezquita) se han convertido en una atracción turística más.

Otras cosas interesantes que hacer en Córdoba

Puente Romano

el puente y la mezquita de fondoEl puente y la mezquita de fondo

El lugar perfecto para sacar fotos de postal. Con el río Guadalquivir y la mezquita de fondo, mires donde mires desde este majestuoso puente construido en el siglo I d.C. por los romanos para unir ambas partes de la ciudad, las vistas son espectaculares. 

En un extremo la torre de la Calahorra y en el otro la imponente mezquita-catedral de Córdoba, es un lugar por el que pasar en diferentes horas del día para disfrutar de una luz especial.

Plaza de la Corredera

El centro neurálgico del tapeo y el ocio en el centro de la ciudad. Se trata de una plaza bastante grande en la que la ciudad se une para almorzar o tomar unas copas. En nuestro caso de turistas, un lugar ideal donde hacer parada para descansar y coger fuerzas.

El estilo castellano de la plaza (puede recordar a otras «plazas mayores» como la de Salamanca o Madrid) puede chocar un poco al principio pero a nosotros estos contrastes en las ciudades nos encantan. Nos hablan de la multicultularidad de la ciudad y su gran historia. Un lugar ideal donde degustar algunas de las principales especialidades culinarias de la zona: los jugosos flamenquitos o las berenjenas fritas (exquisitas con miel). 

plaza de la corredera en cordobaLa plaza está plagada (quizás demasiadas) de mesas de pequeños bares.

El Alcázar de los Reyes.

A pocos metros de la Mezquita, se encuentra el Alcázar de los Reyes Católicos (otro lugar Patrimonio de la Humanidad), un palacio construido en el 1300 d.C. como fortaleza y que posteriormente fue utilizado como residencia por la reina Isabel y el rey Fernando cuando se propusieron derrotar a los últimos estados moriscos que quedaban en el sur de España. 

Una maravilla de jardines

Es otro lugar imprescindible que visitar en Córdoba.

Dentro del castillo sólo queda su estructura. Sin embargo, han aprovechado para montar una exposición de espectaculares frescos romanos del siglo IV que es muy recomendable.

Al principio puede chocar ver frescos romanos dentro de un palacio árabe pero la mezcla es interesante y algunos de los mosaicos son maravillosos (se descubrieron en la década de 1950 y formaron parte del Circo Romano de la ciudad).

Se sube a una pequeña torre desde la que se puede tener una vista panorámica de Córdoba y de los jardines, muy recomendable. 

mosaico en el interior alcazar cordoba

Después de explorar el interior es el momento de explorar los jardines, perderse en ellos y hacerse muchas fotos. Unen flores con árboles frutales como los característicos naranjos (ojo! no caigáis en la tentación de arrancar una naranja ya que no son comestibles).

El apacible paisaje crece junto a fuentes rectangulares de poca profundidad. Asomándonos entre los arbustos y a lo largo de los senderos del jardín, llama la atención las solemnes estatuas de antiguos monarcas en pleno jardín.

Barrio de La Judería.

La Judería es el antiguo barrio judío de Córdoba. Alberga algunos de los lugares más históricos que ver en Córdoba y alberga la Sinagoga de Córdoba, la única de toda Andalucía. 

En esta parte de Córdoba, las calles son estrechas y los edificios encalados. Este color blanco de los edificios contrasta con las coloridas y floridas macetas colgantes. El barrio está muy (demasiado en nuestra opinión) turistificado.

Las calles están llenas de tiendas: algunas turísticas puras y duras y otras que venden cuero y mosaicos auténticos mientras que los restaurantes con patios de mosaicos y flores te atraen con olores de romero, azafrán, verduras frescas, carnes y pescado.

La mezquita-catedral es omnipresente. Imagen National Geographic

Es recomendable dar un paseo ya que se encuentra también muy cerca de la mezquita y es ideal para recorrerlo a media tarde y pararse en uno de los múltiples cafés con jardín a tomar un refresco.

Puerta de Almodóvar.

A la ciudad se puede entrar por diversas puertas, pero tenemos que asegurarnos que al menos una vez atravesamos esta puerta que forma parte del recinto amurallado.

También denominada popularmente como «la puerta de los patios«, es la puerta árabe de la ciudad mejor conservada y que conduce directamente a La Judería.

la puerta de almodovar en cordoba

Medina Azahara.

Ubicada a ocho kilómetros al oeste de Córdoba, Medina Azahara es el monumento reciente en ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Esta ciudad del Califato fue construida por Abd-ar-Rahman III para mostrar el poder y la fuerza de su reino. Durante este tiempo, Córdoba fue la capital musulmana de Europa.

En coche tardas apenas 20 minutos en llegar al recinto desde el centro de la ciudad. Allí encuentras un parking donde obligatoriamente hay que aparcar. Desde allí salen autobuses que suben al palacio que se encuentra en la loma de una colina.

El acceso es sencillo y apto para cualquier persona.

Eso sí, no hay apenas árboles y en los días de verano puede llegar a ser duro, por lo que os recomendamos ir bien preparados con agua y protección contra el sol.

salon rico medina azahara

Esta ciudad del Califato fue saqueada después de sólo 70 años cuando estalló una Guerra Civil. El sitio fue redescubierto en el siglo XX y, como resultado, solo se ha excavado mínimamente.

 

Pero por ahora ya es bastante impresionante, merece al 100% dedicar una mañana/tarde a su visita.

Breve historia de la ciudad

Córdoba ha tenido varias vidas: puesto de avanzada romana en Hispania, capital árabe durante 5 siglos y ciudad cristiana finalmente tras ser conquistada en el siglo XIII. Como en sus homólogas en toda la península y especialmente en Andalucía, la mezcla de estas culturas y religiones se revela a cada paso que damos en la arquitectura y las obras de arte. 

Fuente de disputas entre Julio César y Pompeyo, vio nacer a personajes muy importantes para la historia, como el filósofo Séneca y el poeta Lucano. Tras el desmoronamiento del Imperio Romano, los visigodos que la regentaron fueron aplastados fácilmente por los musulmanes en 711, dando lugar a su máximo esplendor ya que fue proclamada capital del califato. 

Se mantuvo de esta forma, con sus subidas y bajadas (ya se sabe…los reinos de taifas es lo que tienen) hasta 1236 en que Fernando III El Santo la conquista para ponerla bajo dominio cristiano hasta el día de hoy.

La rendición musulmana ante Fernando III

Con sólo dar un paseo por su centro, nos damos cuenta de esta característica: la mezcla de culturas es patente en todo momento desde que ves la ciudad amurallada, lugares donde se junta la población como la Plaza de la Corredera, el Puente Romano o, por supuesto, su preciada Mezquita

¿Qué ver en Córdoba en un día gratis?

Además de la Mezquita, que ya mencionamos más arriba y que es el principal punto de atracción de Córdoba, te contaremos qué otras actividades puedes hacer si visitas esta hermosa ciudad.

Recorre el barrio de La Judería

La Mezquita se encuentra en el antiguo barrio judío de la ciudad. Pasear por estas calles plagadas de historia es gratis y si eres curioso y quieres conocer un poco más, puedes descargarte una audioguía en tu móvil. Hay muchas opciones gratuitas que te ayudarán a darle contexto a lo que estás viendo.

Visita la sinagoga

En La Judería también podemos visitar la Sinagoga, un edificio construido en 1315 y que de hecho es la única sinagoga que se conserva en Andalucía y sólo una de las tres que sobrevivieron a la expulsión de los judíos de España.

Si bien es un edificio pequeño, su historia y el estado de conservación en el que se encuentra la convierten en una parada obligatoria. No sólo el acceso es gratuito, sino que además está preparada para recibir a personas con movilidad reducida. Está abierta de martes a domingos y los horarios varían según la temporada.

Capilla de San Bartolomé

Muy cerca de la sinagoga se encuentra esta capilla construída en el siglo XIV y que se ubica dentro de la Facultad de Filosofía y Letras. San Bartolomé es un ejemplo perfecto del arte y la arquitectura mudéjar, sólo basta con mirar su singular nave con bóveda de crucería y paredes decoradas con azulejos de barro para notarlo. La entrada no es gratuita, pero sólo vale entre 1 y 1,50€ (en función de si vas sólo o en grupo) y realmente merece la pena visitarla.

Contemplar el Templo Romano

Parte de la cultura de Córdoba está dada por la conquista romana. El Templo Romano fue construido en la misma época que el Puente Romano, se estima que entre el siglo I y II. Aunque en la actualidad sólo se conservan 12 columnas, merece la pena pasar por allí para dimensionar la importancia histórica que tuvo ese imperio.

¿Qué pasó en Medina Azahara?

La historia de la Medina Azahara se remonta a mediados del año 900, cuando Abd-al Rahman III la mandó a construir. Situada a los pies de Sierra Morena, a tan sólo ocho kilómetros de Córdoba, esta ciudad-palacio cuyo nombre en español significa la ciudad brillante, fue construída con un fin específico: promover la nueva imagen del recién creado califato occidental independiente como uno de los reinos más fuertes y poderosos de la Europa medieval.

Abd al-Raḥmān III fue sucedido por su hijo, al-Ḥakam un filántropo que dio protección a escritores y pensadores no estrictamente ortodoxos. Durante su reinado, la biblioteca de Córdoba llegó a tener más de 400 mil libros. Durante las décadas siguientes reinó la denominada dictadura ʿĀmirí, hasta que 1016, los Ḥammūdíes de Ceuta intervinieron y establecieron su propio califato.

La destrucción de Medina Azahara se dio en el año 1010 y estuvo en manos de los bereberes, la clase social más baja de la época que encontró la forma de mostrar el descontento destruyendo el edificio.

Durante los siglos siguientes el punto geográfico en el que se emplazaba la Medina se desconoció, hasta que a finales del siglo XIX, los textos recuperados de las antiguas crónicas árabes confirmaron que había un enclave que se correspondía con la Medina.

En ese momento todavía eran visibles los restos, lo que permitió que en 1911 se diera comienzo a una multitud de trabajos arqueológicos para recuperarla de la mejor manera posible. Aún en la actualidad se continúa explorando el alcance de esta antigua ciudad, hoy declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¿Qué hacer por la noche en Córdoba?

La ciudad de Córdoba está llena de lugares increíbles para visitar durante el día. Si quieres salir por la noche pero no sabes a dónde, te contamos algunos de nuestros lugares y planes favoritos, tienes Free tour recomendables como este.

Centro de Córdoba

El centro histórico de la ciudad no sólo es hermoso, sino que además tiene una gran oferta de lugares para visitar durante la noche. Para comenzar, en él están situados muchos de los mejores restaurantes y bares de la ciudad.

Hablando de restaurantes, si quieres cenar comida típica cordobesa por la zona del centro ve a la Taberna Salinas, un lugar fundado hace un siglo con un patio tradicional hermoso. Suele estar frecuentado por locales, lo que suele ser sinónimo de confianza.

San Andrés-San Pablo es otro de los barrios con una buena vida nocturna y que tiene una gran oferta de restaurantes, bares de tapas y discotecas.

Un plan diferente pero único es visitar la Mezquita de noche. Además de disfrutar este edificio en momentos de plena oscuridad conocerás más de su historia a través de proyecciones. El espectáculo nocturno combina luz, sonido, imagen y patrimonio para ofrecer al visitante una experiencia casi inmersiva.

Por otro lado, déjanos decirte que no has ido a Córdoba ni a ninguna otra región de Andalucía si no has visto un auténtico espectáculo de flamenco. Uno de los mejores que he visto fue sin dudas en «La Bulería», un restaurante típico que ofrece espectáculos con cantantes y bailaoras imperdibles.

Si quieres salir pero no tienes un rumbo claro, puedes caminar por la Calle Alhaken II, a dónde hay numerosos locales nocturnos donde puedes ver desde conciertos y espectáculos cómicos hasta discotecas con música en vivo.

Si quieres oír conciertos puedes ir al bar La Luna, que ofrecen espectáculos mientras disfrutas de platos típicos. También puedes continuar con la discoteca Babilonia, situada en la avenida Gran Capitán, en un edificio de estilo modernista y sin dudas el lugar más convocante.

Por último y no por eso menos interesante, hablemos del espectáculo Córdoba, La Luz de las Culturas. Es un show de juegos de agua, sonido y luz en el Alcázar de los reyes cristianos de la ciudad. Un marco excepcional y único que permite descubrir la cultura cordobesa.

¿Dónde ver el mejor atardecer en Córdoba?

La belleza de la ciudad sale a relucir cuando el sol cae. El reflejo del sol cayendo sobre los edificios medievales es un espectáculo para no perderse.

Algunos de los lugares más emblemáticos de Córdoba nos ofrecen también las mejores vistas del atardecer. Ya te hablamos más arriba sobre el mítico Puente Romano construído en el siglo I y que aún hoy se mantiene en pie. El reflejo del agua sobre el río Guadalquivir es una belleza que no tienes que perderte.

Otro emblema de la ciudad y punto clave a la hora de buscar el mejor atardecer es la calle de las flores, que por sí su belleza no fuera suficiente, el reflejo del atardecer sobre los techos de la torre campanario merece la pena.

Si tienes presupuesto, una muy buena opción es visitar la terraza El Balcón de Córdoba, un bar que funciona en la terraza del Palacio Colomera, un hotel ubicado en la antigua Casa Colomera, construida en 1928 originalmente como palacio. Está situado en la Plaza de las Tendillas, en pleno centro, y ofrece las vistas más hermosas de la ciudad, mientras disfrutas un buen trago.

¿Cuál es el plato típico de Córdoba?

España tiene una cocina regional maravillosa. Cada región del país se destaca por su gran variedad de características específicas. La comida de Córdoba tiene similitudes con algunos platos que podemos encontrar al sur de la nación.

El aceite de oliva es un emblema de la cocina cordobesa y el ingrediente fundamental de la mayoría de sus platos. Algunos de los que ya te hablamos con detenimiento en este post como el salmorejo, el ajo blanco o los flamenquines son clásicos de esta gastronomía, pero también hay otros que comen los locales desde hace siglos y te contaremos al respecto.

La unión de los sabores dulces y salados es un legado de la gastronomía andaluza y un ejemplo de ello es la popular ensalada de naranja y bacalao. Esta influencia también la vemos en platos como las alcachofas a la montillana y las berenjenas con miel de caña.

Esta mezcla de sabores también se da con las carnes. Si bien hay platos clásicos como el rabo de toro y el flamenquín, que es básicamente cerdo enrollado relleno de jamón serrano, empanado y frito, también hay otros como el cordero asado con miel.

En los postres, la tradición está intacta, la miel y las almendras son la materia prima más elegida. Los dulces creados con masa frita en aceite de oliva, como el pastel cordobés, con mermelada de calabaza, suele acompañarse con una copa de vino Pedro Ximénez.

Hablando de vinos, este es uno de los más populares de Córdoba. Pedro Ximenez es la uva que le da nombre y este jerez tiene un sabor intenso y dulce, con una textura espesa y aterciopelada y aromas que recuerdan a frutos secos y dátiles.

¿Cuál es el mejor pueblo de Córdoba?

Córdoba está rodeada de pueblos hermosos, sin embargo hay algunos imprescindibles que visitamos recientemente y queremos compartir contigo.

Como fanáticos del buen vino, la primera recomendación que vamos a hacer es que visites Montilla. Este municipio fue sede del Señorío de Aguilar y del Marquesado de Priego y conserva edificios intactos como el Monasterio de Santa Clara. La arquitectura gótico-mudéjar espectacular lo convirtió en Monumento Histórico Nacional.

Además, puedes recorrer bodegas y degustar vinos típicos. La combinación perfecta de turismo y placer.

Aguilar de la Frontera es otro pueblo imperdible del sur de Córdoba. La ubicación del lugar fue durante la Edad Media, prueba de ello son los restos de su castillo.

Además, el casco histórico de esta localidad exhibe un rico patrimonio, especialmente en la Iglesia de Santa María del Soterraño, el templo más antiguo de Aguilar.

Elegir un sólo pueblo no es fácil, pero Priego atrapó toda nuestra atención. Este pueblo es conocido por estar lleno de manantiales, se conoce también como la ciudad del agua.

La influencia de la arquitectura árabe, con sus patios llenos de flores, lo convierten en un lugar en el que merece la pena quedarse algunos días. Para tener una experiencia completa nos alojamos en la Casa Baños de la Villa, un hotel boutique que tiene patios hermosos e incluso baños árabes para refrescarte.

¿Cuál es la artesanía de Córdoba?

Además del patrimonio histórico y cultural de Córdoba, esta provincia es también cuna de grandes artesanos. Desde orfebres a luthiers, pasando por ceramistas y curtidores, puedes encontrar piezas realmente originales.

Para entender la magnitud de la importancia de la cerámica en Córdoba primero debes saber que en esta región se han descubierto piezas de alfarería desde la prehistoria.

Lo más clásico es encontrar vajilla con estampados típicos árabes, vibrante y colorida. Existen también talleres que utilizan técnicas antiguas, pero las adaptan a piezas modernas. Si quieres visitar un taller único ‘Cerámica Elhumo’ es el mejor lugar. Si estás paseando por La Judería es imposible que no pares a mirar el escaparate de esta tienda llena de muñecos modelados a mano.

El cuero es una materia prima de excelente calidad y los cordobeses hacen piezas únicas con él. Paseando por la Calle de Las Flores paramos por un pequeño local llamado Meryan, que desde 1958 está dedicado a la confección de guadameciles y cordobanes, piezas típicas de cuero intervenidas manualmente.

La joyería es otra de las artesanías más valoradas de Córdoba. Hay talleres que todavía trabajan con técnicas ancestrales como la filigrana que fue traída por los judíos cuando llegaron al califato. El resultado son piezas originales que están formadas por figuras rodeadas de finísimos hilos de plato u oro.

¿Cuál es la mejor época del año para visitar Córdoba?

Córdoba es una de las ciudades más calurosas de Europa. En los meses de verano, especialmente julio y agosto las temperaturas alcanzan los 40°. Eso es razón suficiente para priorizar ir fuera de esta temporada.

Los inviernos son amenos y si bien puede ser una buena época para ir, la primavera (mayo y junio) y el otoño (de octubre y noviembre) son las épocas ideales para recorrer esta maravillosa región. Los días son largos y las temperaturas agradables, lo necesario para aprovechar al máximo los días.

Además de las cuestiones climáticas, hay algunas ocasiones especiales que merecen la pena. Algunos ejemplos son la Semana Santa y especialmente la Fiesta de los Patios Cordobeses, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO y que transcurre durante la segunda y tercera semana de mayo. Los patios se llenan de flores y el recorrido es imperdible.

Por si necesitas más

Los que buscaron esto también leyeron...

Dejar un comentario