Segovia. Una delicia a una hora de Madrid.

Por Fede
Publicado: Actualizado el

Segovia es una de las «grandes tapadas» entre las ciudades y pueblos que pueden visitarse en un viaje de un día desde Madrid.

A la sombra de las mucho más turísticas Ávila y sobre todo, Toledo, hay mucho que ver en Segovia además del famoso acueducto:

Un castillo que nos recordará a las películas de Walt Disney, comer como unos marqueses, pasear por una de las juderías más grandes de España o visitar la última catedral gótica del país son algunas de las cosas que podemos ver y hacer en esta magnífica ciudad a apenas una hora en coche de Madrid.

La ciudad, pese a ser tener en el acueducto un importante foco en el turismo, aún está alejada de los típicos circuitos turísticos por lo que se puede visitar cualquier día del año sin temor a encontrarse grandes masas de gente.

Además, en esta época de Covid es una opción perfecta ya que el acueducto se visita por completo al aire libre y de forma totalmente gratuita.

Segovia en un día: Visita guiada al acueducto.

Siempre que alguien nos preguntar qué ver en Segovia decimos lo mismo (tampoco es que seamos muy originales…):

La mejor forma de empezar con nuestra visita es dirigirse directamente al acueducto de Segovia ya que hace “de puerta” para el resto de la ciudad. Podemos simplemente admirar la magnificiencia de este edificio Patrimonio de la Humanidad. 

La estructura que data del Siglo II d.C. (edificada en los tiempos del emperador nacido en Itálica, Trajano) es impresionante por sí sola, pero si además nos animamos a contratar una visita guiada en uno de los muchos puntos cercanos podremos sacarle todo el jugo a nuestra visita. Nos contarán con todo lujo de detalles cómo y por qué se construyó esta maravilla arquitectónica y curiosidades y anécdotas que han surgido al abrigo de esta impresionante mole de piedra granítica.

Fue construido por los romanos hace más de 2.000 años para llevar agua desde el río Acebeda hasta la ciudad a lo largo de 16 kilómetros. De hecho, siguió proporcionando agua a la ciudad hasta mediados del siglo XIX. Es por méritos propios, el emblema de la ciudad y la ha dado a conocer por todo el mundo, tanto que incluso es el motivo principal del escudo de la ciudad.

Sea como sea, lo que os recomendamos encarecidamente es que no os quedéis sólo con la primera parte que véis del acueducto. Si lo seguís subiendo por la empinada calle, durante unos centenares de metros podréis ver cómo poco a poco su altura se va acercando al nivel del suelo hasta llegar a ras en su principio.

Merece la pena recorrerlo hasta el final.

casa de los picos en segoviaDesde el acueducto parte la calle Juan Bravo que nos lleva a la Plaza Mayor, camino de la catedral. Esta calle es una maravilla. Según vas ascendiendo por la cuesta, nos encontramos con edificios como la Casa de los Picos. Se trata de un palacete del siglo XVI muy representativo de la ciudad que ahora alberga a la escuela de arte superior y diseño. En el interior suele haber diferentes exposiciones de los alumnos.

 La Catedral de Segovia.

Aunque la catedral no está entre las más famosas de Castilla ya que queda sepultada por la fama de las de Burgos y León, sigue mereciendo la pena una visita.

Además, al estar ubicada en la plaza mayor se encuentra en medio de los dos monumentos más importantes a visitar en la ciudad (Alcázar y Acueducto) por lo que sin duda pasaremos en algún momento por delante a lo largo de nuestro recorrido.

Se trata de la última catedral gótica construida en España, por lo que este estilo es muy acentuado.

Su construcción llevó casi 200 años y casi lo más interesante además de la imponente torre son las tres portadas que tiene: Puerta del Perdón, Puerta de San Geroteo y las Puertas de San Frutos.

El Alcázar de Segovia.

vista de la pradera de san marcos en segovia¿Recordáis el típico castillo de la Cenicienta?. Pues aquí tenéis uno de los edificios que lo inspiraron. Nos presenta dos caras bien diferenciadas.

Una, más adusta y “seria” desde su entrada principal. No olvidemos que es un alcázar, un edificio preparado para albergar militares y defender la ciudad.

Sin embargo, ha tenido multitud de usos durante sus varios siglos de historia: desde ser prisión a universidad hasta ser testigo del famoso Tratado de la Concordia mediante el cual Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón (los famosos Reyes Católicos) llegaron a un acuerdo mutuo mediante el que quedaban claras las responsabilidades de cada uno en su reinado.

Al salir del recinto del alcázar, si giráis hacia la derecha hay una calle que nos sirve para volver en dirección al acueducto y la catedral y desde la que hay unas vistas maravillosas del alcázar y alguna que otra puerta medieval como la Puerta de San Andrés.

puerta de san andrés en segovia

Mirador de la Pradera de San Marcos y Santa María del Parral

Sin embargo, si damos un paseo y bajamos al río Eresma que circunda la ciudad la perspectiva cambia por completo y lo que vemos es un auténtico palacio de cuento de hadas. A este lugar, llamado pradera de San Marcos puedes llegar fácilmente en coche y hay un aparcamiento público cerca, si vais con niños es perfecto para dejarles un poco libres y que jueguen hasta cansarse.

vista del alcazar desde pradera de san marcosLa visita al interior es también obligada ya que además de maravillarnos con lo grande que es, desde las ventanas tenemos unas vistas impresionantes de la ciudad, la sierra y la llanura castellana. (Entradas desde 9€ aquí)

Cuando bajéis al río, además de poder alucinar con la vista del alcázar, os recomendamos que recorráis el paseo fluvial que permite recorrerlo, una auténtica delicia.

santa maria del parral en segovia¿A qué famosisimo monumento andaluz os recuerdan estas vistas? 

También al otro lado del río se encuentra el monasterio de Santa María del Parral. Un monasterio de clausura recientemente reformado en el que las monjas en ocasiones permiten acceder a ver los maravillosos jardines que alberga en su interior. Las vistas de la ciudad desde ahí son magníficas.

Pasea por el Barrio Judío.

Los primeros informes de la presencia del judaísmo en la ciudad de Segovia nos llevan al año 1215, donde la comunidad judía estaba formada por un centenar de familias.

Como era habitual en esas épocas, tanto cristianos como judíos convivían sin ningún problema hasta que los Reyes Católicos decidieron segregar las comunidades.

La antigua judería albergaba dos sinagogas y estaba rodeado por ocho puertas, tres de las cuales todavía están presentes en la ciudad. Como la de Córdoba, el trazado del barrio del lado sur de la ciudad amurallada permanece prácticamente intacto.

Es perfecto para perderse y alejarse del bullicio un rato ya que tiene los típicos callejones y recovecos en los que descubrir algún que otro palacio medio escondido.

Que ver Segovia en dos días

Aunque no es una ciudad muy grande, no deja de ser una ciudad por lo que lo mejor es poder pasar al menos una noche en la ciudad para poder saborearla sin prisas. Hay multitud de pequeñas iglesias como la de San Martín un poco más alejadas del centro histórico que merecen ser visitadas.

Indispensable es en nuestra opinión también el poder reservar una mañana o tarde para visitar los maravillosos jardines de La Granja y darnos un buen homenaje comiendo los famosos judiones de la granja.

Una auténtica joya que poco tiene que envidiar a los de Aranjuez.

Ir a Segovia desde Madrid en un día

Si estáis en Madrid y os apetece visitarla sin coche, a la ciudad se puede llegar en tren o en autobús.

Viajar en autobús:

Os aconsejamos que vayáis en autobús, ya que son muy cómodos, baratos y te dejan en el centro de la ciudad. Aquí podéis comprar los billetes.

Llegar a Segovia en tren:

Es posible llegar en AVE desde la estación de Atocha o Chamartín de Madrid. Aunque el trayecto es rápido no acaba de merecer la pena al completo ya que la estación se encuentra a las afueras de la ciudad y hay que coger un taxi o autobús para llegar al centro de la ciudad.

Una opción que sí merece más la pena es una excursión organizada de un día completo desde Madrid.

Saldremos de Chamartín, y el guía se encargará de los billetes de tren, traslados y explicar la visita a la ciudad.

Excursión a Segovia desde Madrid

Si preferís la vía más cómoda, podéis contratar una excursión con todo incluído.

City Tour:

este recorrido de 3 horas es excelente si deseas más historia de Segovia desde el punto de vista de un guía local. Comienza en Segovia, por lo que tendrás que llegar tú solo, y las entradas no están incluidas.

Segovia + Palacio Real de La Granja de San Ildefonso:

visita a la grande de san ildefonsoSi queremos visitar el Palacio Real de la Granja, y no sabes cómo llegar puedes aprovechar este tour. No solo te ofrecen un recorrido por el palacio, también incluye el espectáculo del encendido de las fuentes. 

Los que buscaron esto también leyeron...

Dejar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros durante la navegación por el sitio web, con la finalidad de permitir el acceso a las funcionalidades de la página web, extraer estadísticas de tráfico y mejorar la experiencia del usuario. Para más información, puede consultar nuestra Política de cookies Aceptar Leer más

¿Quieres descubrir tu próximo viaje?

Recibe nuestro contenido gratis en tu correo para no perderte nada y descubrir nuevos lugares

¡Prometo no mandarte spam!

You have Successfully Subscribed!