Inicio EspanaCastilla y León 8 Curiosidades del Acueducto de Segovia:

8 Curiosidades del Acueducto de Segovia:

Por Andrés

El acueducto de Segovia es el más conocido de todo el mundo y aunque muchos no lo crean, estuvo activo hasta el siglo pasado. Está lleno de curiosidades y leyendas y los más interesados en la historia conocen incluso la historia de su construcción, reconstrucción y remodelación.

¿Qué es un acueducto?

Un acueducto es un sistema o un conjunto de ellos con una característica concreta: disponen de uno o varios conductos para transportar el agua. Usualmente servían para abastecer de agua a una población o varias y su estructura tenía forma de puente y quedaba soportado por varias filas de arcos.

La palabra acueducto viene de aquaeductus, una palabra romana que se puede dividir en aqua (agua) y ductus (conducción). Los hay de varios tipos: enterrado, semienterrado y descubierto. Este último es el más conocido en la actualidad.

¿Cómo es el acueducto de Segovia?

El acueducto de Segovia es una construcción romana que se encargó de llevar las aguas hasta la ciudad y una de las mejores cosas que ver en Segovia, en España. Fue construido en el siglo II d.C, bajo el imperio de Trajano o de Adriano, aún no se ha determinado con exactitud.

Te puede interesar: Qué ver en Sepúlveda

El acueducto llevaba las aguas desde el llamado manantial de Fuenfría en el paraje de la Acebeda, a unos 17 km aproximados de la ciudad.

Pero antes de llegar a la ciudad, las aguas se recogen en una cisterna con nombre propio, El Caserón. Una vez almacenada luego es conducida por el canal de sillares hasta llegar a una torre donde se desarena y se decanta, dos pasos claves para el transporte del agua. Esta torre también tiene nombre propio; Casa de Aguas.

Después, recorre solo 813m con una pendiente muy leve, de solo un 1% y llega a los alto del Postigo.

El Postigo es un espolón rocoso sobre el que se asentaba la ciudad en torno al Alcázar. Pero ahí, en el Postigo, no acaba el camino, sigue hasta la Plaza Dia Sanz y finalmente realiza un giro y termina en la plaza del Azoguejo, la principal de la ciudad.

Es en esta zona donde hay arquería, con dos órdenes de arcos (167 en total) y sobre pilares.

El acueducto dispone de un ático por donde discurro el conducto que lleva el agua y en la parte baja los pilares se adaptan perfectamente a los desniveles del suelo. Además, está construido con sillares de granito que sin argamasa han sabido resistir durante siglos.

En época romana, sobre los tres arcos de mayor altura se situaba una cartela con letras de bronce con el nombre del constructor y la fecha.

Curiosidades del acueducto de Segovia

Estas son las principales curiosidades del acueducto de Segovia:

La leyenda del hueco del acueducto

Esta es la leyenda más famosa del acueducto. Es muy probable que si vas a verlo con un segoviano o segoviana, te explique en cuanto lleguéis a la plaza del Azoguejo, su leyenda.

Se cuenta que una niña que subía cada día a lo alto de la montaña para coger agua con su cántaro, harta, pidió al demonio un medio que la ayudara a transportar el agua. De ese modo, ella no tendría que subir y bajar cada mañana cargada de agua.

Y lo consiguió, se le apareció el demonio en la noche y le concedió el deseo. Le concedió el actual acueducto pero a cambio de su alma, en el caso de que no lograra terminar el acueducto cuando cantara el gallo.

La niña aceptó y pronto, el demonio comenzó con su construcción. Parecía que iba a lograrlo cuando antes de poner la última piedra, un rayo de sol cruzó el cielo y cantó el gallo. La niña no perdió su alma y por eso, en el acueducto hay un nicho muy visible que es el que actualmente ocupa la Virgen del Carmen.

Hércules, la Virgen del Carmen y San Sebastián

En lo alto, muy cerca de donde estaba la cartela romana hay dos nichos donde situaron dos figuras de Hércules, quienes los romanos consideraban el fundador de la ciudad. Posteriormente, con la llegada de los Reyes Católicos, situaron en esos espacios una figura de la Virgen del Carmen y otra de San Sebastián, aunque esta última se ha perdido.

La fiesta de Santa Bárbara

El 4 de diciembre es la fiesta de Santa Bárbara que a su vez es la patrona del cuerpo de Artillería, por lo que en ese día los cadetes arropan a la virgen con una bandera, mientras se decora la línea de arcos.

La primera reconstrucción del acueducto

Desde su construcción no se hizo ninguna reparación ni construcción hasta la llegada de los Reyes Católicos, pues el acueducto fue parcialmente destruido por los musulmanes.

Los Reyes Católicos encargaron las obras al prior del monasterio de los Jerónimos del Parral, Pedro Mesa. De ese modo se reedificaron hasta 36 arcos respetando todo lo posible la estructura y el diseño. Pocos años después se incluyeron la imágenes de San Sebastián y la Virgen del Carmen.

El acueducto siguió funcionando hasta hace unas décadas

Muchas personas se sorprenden al oírlo, pero el acueducto estuvo en funcionamiento hasta 1973. Es decir, hasta esa fecha transportaba las aguas desde Fuenfría hasta el centro de la ciudad de Segovia. Pero en 1793 se detuvo principalmente por el mal estado del acueducto.

El estado actual del acueducto

En los últimos años sufrió un gran deterioro por la contaminación ambiental, proveniente fundamentalmente del tráfico. Por ese motivo se prohibió el tráfico bajo el acueducto en 1992 a la vez que se llevó a cabo un proceso de restauración muy minucioso que duró 8 años. No obstante, en la actualidad se circula cerca de él y su estado sigue siendo mejorable.

Caudal máximo

Otra curiosidad del acueducto de Segovia, es que se le estima un caudal máximo de entre 20 y 30 litros por segundo. Es decir, estos eran los litros que hasta 1973 estuvo llevando a la ciudad de Segovia, en concreto hasta el Alcázar.

¿Cuántas piedras tiene el acueducto de Segovia?

Quizá nunca te lo habías preguntado, pero hay quienes se detienen y empiezan a contar sus piedras. Rara vez terminan. El acueducto cuenta con un total de 20.400 bloques de piedra.

Otros acueductos

Sin duda, el acueducto de Segovia es uno de los más importantes del mundo. Sus piedras de granito resisten durante siglos sin argamasa y sorprende a todos sus visitantes.

Otro acueducto muy conocido es el de Les Ferrers o Pont del Diable, en Tarragona. La parte que queda es solo una del largo acueducto que llevaba el agua a la ciudad romana de Tarraco desde el río Francoli. Sabemos con certeza que este acueducto fue mandado a construir en el siglo I d.C por Augusto. Tiene 217 metros de longitud y 27 metros de altura.

El acueducto de los Milagros de Mérida es el tercero de la lista. Él era el encargado de llevar el agua a la ciudad de Emérita Augusta desde el conocido como Embalse de La Proserpina. Tiene 800 metros de largo y 27 metros de altura.

Finalmente, un acueducto francés, el acueducto de Pont du Gard, en la región francesa del Languedoc-Rousillon. Cuenta con tres niveles de arco y hasta 50 metros de altura.

 

Los que buscaron esto también leyeron...

Dejar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros durante la navegación por el sitio web, con la finalidad de permitir el acceso a las funcionalidades de la página web, extraer estadísticas de tráfico y mejorar la experiencia del usuario. Para más información, puede consultar nuestra Política de cookies Aceptar Leer más